Volver a La Vid

El Terroir o Terruño

La viña: el “terroir” y su uva
Cuando nos referimos al terroir o terruño, estamos hablando de un conjunto de factores que definen y describen la región geográfica donde esta emplazado el viñedo.
Es Una cuestión sobre la que hay bastante coincidencia internacional es que efectivamente existen terrenos, climas, situaciones y viñedos que son mejores que otros para cultivar la viña y obtener uva de la máxima calidad.


Algunas características que se destacan en el terroir son las temperaturas tanto del microclima como del mesoclima, el grado de humedad o sequedad, la intensidad de los vientos, cantidad y tipo de minerales de los suelos, bacterias y enfermedades presentes, tipos de levaduras silvestres, lluvias, composición del suelo, nivel y ángulo de insolación, antigüedad del viñedo, altitud, drenaje, latitud, y por supuesto la mano del hombre experto. Todos estos factores influyen directamente sobre el fruto, generando en él una gran cuota de identidad reflejada del ambiente que lo ayudó a crecer, así tendremos una demostración de su terroir en el color, aroma, sabores y sensaciones del futuro vino.
En cuanto a los vinos, podemos destacar que representan el terruño de donde provienen, que llevan en su esencia los rasgos de la tierra y su lugar en el mundo. No hay dos vinos iguales y mucho menos de distintas regiones. De esta forma, cada cepaje encuentra en diversos terruños su comodidad y su mejor asentamiento para expresarse y demostrar sus cualidades; cada variedad puede asociarse a una región, la cual es óptima para su cultivo. Por ejemplo en Argentina podemos hablar del Malbec de Maipú Mendoza, Syrah y Viognier de San Juan, Torrontés y Tannat Salteño, Merlot y Pinot Noir de Neuquen, etc.
Una frase a nivel mundial es “El vino nace en el viñedo” y esto indica que el terruño es quien define sus características y el bodeguero quien acompaña con decisiones de su producción y elaboración.
Existen diversos terroir únicos en el mundo que dan vinos de increible calidad como Burdeos, Pomerol, Saint Emilion en Francia, el Piemonte y La Toscana Italiana, La zona del Rhin en Alemania, Ribera del Duero en España, Valle de Napa en California, entre otros.

Influencia del Suelo en la Calidad de los Vinos 


La influencia directa del suelo en la calidad del vino sigue siendo un tema en discusión, y aunque ya es clásico el análisis de Amstrong y Wetherby (1976), sin duda el desarrollo de los estudios que permiten el aislamiento y análisis de los parámetros del suelo que determinan esta influencia, constituye la base de una perspectiva esperanzadora.
Una concepción tradicional del suelo permite considerarlo como el resultado de la interacción del clima y de los seres vivos, como factores activos, sobre el tipo de roca y el relieve; como factores pasivos, durante un tiempo de actuación determinado.
La relación directa con el concepto de terroir es evidente y en este sentido, cuando se destaca la importancia del clima, la geología, el relieve o cualquiera de los otros factores citados sobre la planta o la calidad del producto, se reconoce indirectamente la influencia del suelo. Es a través de este, y en particular de sus propiedades, como inciden los factores fundamentales del medio sobre la vid y sus productos.
El suelo no es un concepto más o menos razonado como puede serlo el terroir, sino que es un ente natural y es estudiado por la Edafología – Pedology (inglés) y Pedologie (francés) – que es la ciencia que estudia el suelo en sus aspectos científico y técnico y que da especial importancia a su composición, formación, evolución y distribución geográfica.

A %d blogueros les gusta esto: