↑ Volver a Europa

Suiza

El vino en Suiza

Los primeros rastros de viticultura datan del año 3,000 A.C. sin embargo fueron las legiones romanas quienes al atravesar los Alpes introdujeron la cultura del vino en Suiza. Durante la edad media las parcelas y viñedos suizos recobran una estructura organizada y de igual manera se empezó a clasificar el vino de acuerdo a su cepa. Fue hasta el siglo XIX que el vino Suizo se empezó a comercializar con el fin de cubrir las necesidades domésticas. A finales del siglo XIX la filoxera, el oídio y mildiu que habían arrasado brutalmente arrasado con un gran porcentaje de viñedos europeos llegan a Suiza amenazando toda la producción de vino por lo que Suiza tuvo que implementar medidas de prevención importantes. En 1991 se crean las Denominaciones de Origen con el objetivo de garantizar calidad y autenticidad en los vinos Suizos.

Con sólo 15.000 hectáreas de viñedo, Suiza sigue produciendo unos 120 millones de botellas de vino cada año, y su consumo per cápita es mucho más alto que el español.

 

 

(viñedo en lavaux)

Pese a las condiciones muy duras de un país alpino y a menudo demasiado alto para el cultivo de la viña, ésta está presente en absolutamente todos los 23 cantones de la Confederación Helvética. La difícil viticultura, a menudo en terrazas escarpadas sin posibilidad de mecanización, es poco rentable (pese al precio elevado del vino, durante largos años protegido de la competencia extranjera), y los ‘vignerons’ suizos son tan sacrificados y trabajadores como hábiles en el cultivo.

La viña se concentra sobre todo en los cantones francófonos (Valais, Vaud y Ginebra, por este orden), donde la modesta uva blanca chasselas llega a su mayor expresión, pero también alcanza a la Suiza Alemana y al cantón italianohablante del Ticino, zona de buenos tintos de merlot.

Es un país apegado a sus tradiciones, con variedades de uva muy interesantes y originales, pero que también conoce en los últimos años una auténtica oleada de innovaciones en viña y en bodega, y cuya Estación Vitícola del cantón de Vaud está creando nuevas variedades nacidas de cruces (gamaret, garanoir…) que intentan, sobre todo, mejorar los tintos producidos en zonas más frías y lluviosas.

Tipos de uva

Suiza contiene una cantidad considerable de uvas de las cuales la más famosa y plantada es la Chasselas (Apodada Fendant en el cantón del Valais) la cual produce vinos blancos delicados y una diversidad prodigiosa. Dentro de las uvas comunes se encuentran también la Müller-Thurgau (llamada de manera local Riesling X Sylvaner y cultivada sobre todo en la Suiza oriental) y la Sylvaner (llamada también Johannisberg en el cantón del Valais).  Las principales uvas rojas son la famosa Pinot Noir, la cual encontramos en todas las regiones vitícolas en Suiza, la Gamay, la cual es ligeramente más tardía y predomina en los cantones de Ginebra y el Valais. También se encuentra la uva Merlot, cepa insignia de Burdeos, la cual ha hecho del cantón del Ticino una tierra de su elección.

Además, Suiza cuenta con más de 40 uvas autóctonas, un verdadero tesoro desconocido por el resto del mundo.

La viticultura Suiza se encuentra en una evolución permanente. En ciertos viñedos las uvas internacionales aumentan, en otros, las uvas híbridas como el Gamaret ganan terreno frente a las uvas tradicionales. Al mismo tiempo, ciertos productores de vino se dedican a explotar plenamente el potencial de sus uvas autóctonas.

Este enfoque sensible ayudará a los productores de vino a adaptarse a situaciones económicas nuevas con el fin de crear vinos los cuales ayudaran a mejorar la famosa calidad suiza.

Suiza es un país con un respeto y una afición inesperados por el vino y su cultura, donde subsiste la costumbre de celebrar con unas botellas de blanco de la tierra cada momento importante, desde un final de curso hasta la firma de un contrato…

Regiones

Ginebra

La región de Ginebra se divide en tres zonas; el Mandement, la más grande, la cual se sitúa en la orilla derecha del río Ródano y Satigny y Peissy en el centro.
Aunque la uva blanca dominante es la Chasselas, las bodegas y productores de vino han tenido mucho éxito en exposiciones en el extranjero con vinos de uvas clásicas como por ejemplo la uva Chardonnay.
Respecto a los vinos tintos, la uva Gamay tiene el primer lugar formando excelentes vinos bien estructurados. Sin embargo, el Pinot Noir gana cada vez más terreno al igual que las demás uvas tintas.
Ginebra es una de las regiones vinícolas más dinámicas de Suiza y fue el primer cantón en introducir leyes en la producción de los vinos de denominación de origen (AOC “Apellation d’origine contrôlé”).
Ginebra es el tercer cantón que más produce vino en Suiza y posee la mayor densidad vitícola del país. Las colinas que rodean al occidente del lago Lemán favorecen una producción muy variada y cuentan con la tecnología vitícola más moderna del país. Con un clima propicio, con “terroirs” favorables y una difusión eficaz, la región de Ginebra produce un creciente número de vinos distinguidos tanto tintos como blancos los cuales se reparten prácticamente en partes iguales.

Vaud

El cantón de Vaud se divide en cuatro regiones. La Côte que se extiende en toda la parte occidental de la cuenca del lago Lemán, después están Féchy y Mont-sur-Rolle en el centro de la misma. A los lados se encuentran las denominaciones Vinzel, Perroy y Aubonne. La región del Lavaux se sitúa entre Lausanne y Vevey-Montreux. Ella engloba el viñedo más famoso del cantón, el Dézaley. Sus terrazas cuelgan de laderas empinadas situadas entre las comunas de Epesses y St. Saphorin.
Los viñedos de Villeneuve, en la cuenca este de lago Lemán, forman parte de la región del Chablais la cual se extiende en el costado derecho del Ródano hasta Bex, pasando por Yvorne y Aigle. En el norte del cantón de Vaud, en los bordes del lago de Neuchâtel existen  las denominaciones  Bonvillars, Côtes de l’Orbe y Vully.
Los viñedos del cantón de Vaud se sitúan como la segunda región vitícola más grande de Suiza. Ante todo se distingue por sus vinos blancos frescos y afrutados de la uva Chasselas la cual refleja una elegancia en múltiples aromas gracias a la diversidad de los suelos de la región. En cuanto a los vinos tintos, las uvas como el Gamay y Pinot Noir representan alrededor de un cuarto de la producción total del cantón.
La famosa fiesta “Fête des Vignerons“ es un espectáculo popular el cual se celebra una vez cada 25 años y es un verdadero testigo de la profunda tradición vitícola del cantón de Vaud.
El cantón de Vaud se encuentra rodeado por el cantón del Jura al oeste, los Alpes al este. La larga tradición vitícola del cantón de Vaud remonta a viñedos como el Dézaley,  cultivados en la Edad Media por los monjes cistercienses. El cantón de Vaud ofrece 26 denominaciones de origen y dos Grand Crus (Dézaley y Calamin)de los cuales una gran gama de vinos exquisitos son de la uva Chasselas al igual que un buen número de excelentes vinos tintos.

 

Neuchâtel y la región de los tres lagos

Dentro de la región de los tres lagos, el cantón de Neuchâtel es el cuarto cantón de mayor producción vitícola en Suiza.  Los viñedos se extienden a lo largo del lago, con Vaumarcus en el sur, Pasando por Auvernier, hasta  Neuchâtel  y Cressier en el norte.
Los vinos del resto la región (la mayoría provenientes de las uvas Chasselas y Pinot Noir) provienen de los viñedos que rodean los lagos de Bienne (en el cantón de Berna),  de Morat y Vully en la parte de los cantones de Friburgo y Vaud.
Solamente el Pinot Noir está autorizado como la única uva tinta en los cantones de Neuchâtel y Berna produciendo excelentes vinos tintos así como el famoso «Œil-de-Perdrix », un vino rosado fino y afrutado creado originariamente en Neuchâtel.
Los vinos blancos más famosos de Neuchâtel son los vinos vívidos de la uva Chasselas. Sin embargo, la región ofrece también especialidades elegantes e incluso tienen ciertos vinos espumosos y vinos Chardonnay los cuales han ganado premios internacionales más de una vez.
La región de los tres lagos, situada en las estribaciones del Jura, bordea los lagos de Neuchâtel, de Bienne y de Morat. En la región coexisten cantones  francófonos y de habla alemana  cuyas culturas reflejan la variedad de sus vinos, a veces intensos, incluso austeros,  pero siempre llenos alegría y vida.

Valais

Con una superficie de 5136 hectáreas, 20 000 bodegas de vino y 700 maestros bodegueros, el cantón del Valais no solo es la región vitícola más grande de Suiza sino que también ofrece la mayor diversidad en vinos tanto tintos como blancos.
Los viñedos del Valais producen un tercio de toda la producción vitícola en Suiza siendo este cantón el de mayor producción de todo Suiza. Sobre más de 100 kilómetros, los viñedos se estiran a lo largo de las dos orillas del Ródano. La orilla derecha es la más importante. Sus pendientes muy bien expuestas al sol se extienden desde las comunas de Fully y Chamoson al oeste, transitan por Conthey y Sion en el valle central, hasta alcanzar Salequenen al este. En la orilla izquierda del Ródano los pequeños viñedos de distribuyen desde el lago Lemán hasta Sierre, pasando por Martigny y Riddes. En el Haut-Valais, los viñedos penetran profundamente los valles laterales. El viñedo de Visperterminen es uno de los viñedos con mayor altitud de Europa.
El clima favorable, seco y soleado al igual que la diversidad de sus suelos que varían de una parcela a otra, otorgan en el Valais una riqueza sorprendente de vinos singulares, hechos a base de una multitud de uvas. Empezando por los majestuosos y robustos vinos tintos, hechos a base de uvas autóctonas y de uvas nobles y finas como el Pinot Noir, uva principal del famoso vino de ensamble “Dôle”. Seguido por la amplia gama de vinos blancos como el famoso Fendant, fino y ligero y un sin número de vinos blancos secos y complejos.
Las denominaciones más famosas y conocidas son el Fendant y la Dôle sin embargo las otras especialidades del Valais, hechas a base de uvas autóctonas vinificadas separadamente o en conjunto ganan cada vez más reconocimiento a nivel mundial.
El Valais es un paraíso para todos los amantes del vino que desean descubrir una experiencia verdaderamente diferente.
Suiza de habla alemana
Se entiende como Suiza de habla alemana el conjunto de 17 cantones en donde se practica la viticultura de la parte Suiza alemana en los cuales los viñedos se agrupan en tres regiones: La región occidental con Basilea y Argovia, la región central con Zurich, Schaffhausen y Thurgau y finalmente  la región oriental con los cantones de Grisones y St. Gallen.
Las uvas tintas predominan en la Suiza alemana. Un cuarto de los viñedos es plantado con Pinot Noir, llamado localmente Blauburgunder, el cual produce vinos con matices fuertes. La uva blanca que predomina es la Müller-Thurgau, llamada en Suiza Riesling X Sylvaner, la cual cubre el 25 por ciento de la superficie vitícola.
Dentro de las especialidades de la Suiza alemana destacan la  Räuschling,  Gewürztraminer y Pinot Gris. Los cantones situados en la Suiza de lengua alemana producen alrededor del 20 por ciento de toda la producción suiza.

Ticino

Al sur de los Alpes, el cantón del Ticino, de lengua italiana, es beneficiadao de un clima soleado influenciado por el mediterráneo. La zona septentrional, la Sopraceneri, se extiende desde Bellinzona hasta el lago Mayor y sus viñedos penetran en los valles laterales y escalan algunas pendientes alpinas.
Las comunas vitícolas más importantes son Sottoceneri, Chiasso, Lugano y Mendrisio. Los viñedos más famosos son los de San Pietro y Morbio.
Alrededor de 90 por ciento de los viñedos del Ticino son plantados con la uva Merlot. Cuando las condiciones han sido favorables y el vino es vinificado correctamente, el vino del Ticino a base de Merlot puede ser una auténtica competencia a los vinos de Burdeos. El Merlot Bianco es un vino blanco muy elegante que gana adeptos en todo el mundo. El Merlot Bianco esta hecho a base de la misma uva Merlot pero con un proceso de vinificación diferente y único del cantón del Ticino.
La uva Merlot, originaria de Burdeos, Francia ha encontrado una segunda patria en el Ticino produciendo vinos altamente distinguidos.  La dulzura del clima aunado a costados soleados ofrecen las mejores condiciones para producir vinos excepcionales.
El cantón del Ticino está dividido en dos regiones:  el Sopraceneri al norte en donde se encuentran viñedos plantados en pérgolas y el Sottoceneri al sur. Los viñedos del Ticino se encuentran tradicionalmente dispersos en pequeñas parcelas sin embargo sus vendimias se realizan en común con el fin de adquirir el nivel de calidad esperado.

A %d blogueros les gusta esto: