↑ Volver a Vinos Especiales

Vino Marsala

El Marsala, o vino de Marsala, es un vino fortificado de Denominación de Origen (DOC) producido en Sicilia, en la provincia de Trapani,  con exclusión de los municipios de Pantelleria, Favignana y Alcamo.

En más detalle Marsala es un municipio de la provincia de Trápani, en la costa occidental de Sicilia (Italia).

El Marsala se produce usando las variedades de uva blanca Grillo, Inzolia y Catarratto, entre otras. Se servía tradicionalmente como aperitivo entre el primer y el segundo plato de una comida.


En la actualidad, el vino de Marsala se usa habitualmente para la cocina, principalmente para salsas, postres, pastas y pollos. Algunas de las recetas más populares en las que se utiliza es el pollo Marsala, y para la elaboración de postres italianos fuertes como el zabaglione o el tiramisú. se sirve bien frío con parmesano (stravecchio), gorgonzola, roquefort y otros quesos picantes, con fruta o pasteles, o a temperatura ambiente como vino de postre. A veces se compara con otro vino siciliano, el Passito di Pantelleria (vino de pasa de Pantelaria).

Variedades y tipos de Marsala

A grandes rasgos el Marsala se clasifica en dos tipos: Marsala bronceada y Marsala virgen. Sin embargo, los vinos de Marsala se clasifican por el dulzor, color, y periodo de envejecimiento.

Según los tres niveles de dulzor los marsala son:

– “Secco”, con un máximo de 40 gramos de azúcar residual por litro),

– “Semisecco” con azúcares por encima de 40 gr. por litro y de menos de 100 gr. por litro

– “Sweet” con azúcar por encima de 100 gr. por litro

La clasificación del Marsala según las categorías de color y añejamiento:

  • Oro: de color dorado, producido a partir de uvas blancas, se prohíbe la adición de cocinado.
  • Ambra: de color ámbar, procedente del mosto cotto añadido para endulzarlo. Se produce a partir de uvas blancas, con la adición de más de un 1%.
  • Rubino: de color rubí. El cual es producido a partir de las uvas negras, con la adición de máximo 30% de uvas blancas y al que se prohíbe la adición de cocinado.
  • Fine: envejecimiento mínimo, típicamente menos de un año.
  • Superiore: envejecido al menos 2 años.
  • Superiore Riserva: con un envejecimiento de al menos 4 años.
  • Vergine e/o Soleras: envejecido al menos 5 años.
  • Vergine e/o Soleras Stravecchio e Vergine e/o Soleras Riserva: con un envejecimiento de al menos diez años.

Elaboración del vino Marsala

Marsala es un vino fortificado, en el que durante la fermentación se lleva a la decantación que promueven la oxidación del vino. Al final de la fermentación se produce la adición de etanol (alcohol etílico) de vino origen y/o espíritu de vino, con el fin de elevar el contenido de alcohol, y luego proceder con el envejecimiento.

El rendimiento máximo de las uvas en mosto no debe ser superior al 80% y los de las uvas en base vino no más de 75%.Todas las operaciones de procesamiento a partir de las uvas que son necesarias para obtener un producto listo para el consumo Marsala después del envejecimiento, deben llevarse a cabo en el área de producción.

Historia del vino de Marsala

La historia del nacimiento del Marsala como vino fortificado se centra en la figura del comerciante Inglés John Woodhouse, quien en 1773 llego al puerto de Marsala en el barco en el que viajaba.

En aquella época el Mediterráneo era muy frecuentada por barcos de origen Inglés, francés y español, que competían por su dominio. Durante décadas se detuvieron en las aguas del puerto de Marsala para cargar diversos suministros, agua, alimentos y, por supuesto, vinos.

Durante su parada en el puerto de Marsala, John Woodhouse fue capaz de probar el vino producido en la zona, el cual era envejecido en roble, por lo que tenía un sabor similar a los vinos españoles y portugueses, vinos muy populares en aquel momento en Inglaterra.

El método de envejecimiento utilizado por los lugareños, llamada in perpetuum, en el que para completar los barriles que contenían una parte del vino consumido durante el año, se mesclaba con el vino de la nueva producción, de manera que estos conservaban sus características.

El vino tratado le gustó tanto que decidió Woodhouse cargar cincuenta barriles, y les agregó aguardiente de vino, con el fin de aumentar el contenido de alcohol con el fin de preservar las características durante el largo viaje por mar.

Woodhouse se dio cuenta que el proceso in perpetuum no solo elevaba el nivel de alcohol sino el sabor alcohólico del vino al tiempo que mantenía las características durante los largos viajes por mar, y creyó que el vino de Marsala sería popular en Inglaterra.

El vino siciliano era barato en Inglaterra y de buen sabor, por lo que fue un gran éxito. Así que, Woodhouse decidió regresar a Sicilia y comenzar la producción y comercialización, usando como metodo para refinar las soleras. Sin embargo, el método de las soleras ya era conocido en Portugal y España para la producción de Oporto y Jerez.

Vino de Marsala fue el primer vino Denominación de Origen de la historia vino italiano. Un gran orgullo para los que lo producen y para toda Italia, de hecho, el reconocimiento de la Denominación de Origen fue en el año 1969. La especificación de producto ha sido actualizada en 1986 y 1995.

A %d blogueros les gusta esto: