Dic 18 2017

Vinos para la cena de Navidad

Se acerca la Nochebuena, Durante estos días vamos a disfrutar de suculentas cenas y comidas con motivo de la Nochebuena y la Navidad. No solemos escatimar a la hora de escoger el menú, seleccionando los mejores productos para saborear las mejores exquisiteces en compañía de nuestra familia. Sin embargo, parece que no siempre se presta la misma atención a la hora de escoger el vino. Yo soy de la opinión de que. Hay que invertir un poquito en un buen el  vino para no estropear una buena cena

¿Sabemos realmente acompañar nuestros platos con los vinos adecuados?Vinos para la Navidad

La elección del vino es muy importante para tener éxito con nuestros invitados. Por lo cual quiero darte algunas sugerencias y facilitarte la tarea de elección de vinos para la cena de Navidad. Esta selección que les propongo la hago desde un punto de vista muy personal y pensando en la diversidad de gustos, les ofrezco varias opciones para cada plato del menú navideño

Para empezar y recibir a los invitados lo suyo es poner un aperitivo con un buen espumoso puede ser champan, cava, Cueva, Proseco. La costumbre de tomar este tipo de vino al final de la comida es un error. Con los postres, un vino blanco frío y espumoso no pega lo más mínimo.

Es verdad que en el mercado, en las grandes superficies, se encuentran espumosos de muchos tipos a precios muy competitivos. Normalmente, estos espumosos suelen ser de gama media/baja, por lo que predominan los gustos metálicos y el carbónico desenfrenado. Yo no los recomiendo.

Un buen espumoso “mejor si es brut que son más modernos, estructurados, alegres, frescos y fáciles de beber y que además armonizan con casi cualquier preparación culinaria” servido a la temperatura adecuada, es un aperitivo ideal, es muy digestivo, nos hace salivar y nos estimula ligeramente el apetito. Aunque en los maridajes siempre hay que actuar con ciertos grados de libertad, aperitivos y espumosos siempre se llevan bien.

Para acompañar el marisco, propongo elegir un blanco joven y fresco con un punto de acidez o incluso un espumoso, “que como ya dijimos anteriormente es un vino que puede acompañar de principio a fin durante la cena”.

Llega el momento de los platos principales. Los pescados se suelen elaborar con cuidado para estas ocasiones, suelen ser pescados más grasos y trabajados, “que se pueden acompañar perfectamente con blancos fermentados en barrica incluso con tintos de transición jóvenes como Pinot Noir, Tempranillo,  Merlot.  Llegando incluso aceptar algunos con algo de crianza en barrica”. Sobre todo cuando los pescados sean más grasos y con salsas más fuertes

Para las carnes La regla básica es acompañar la carne con vino tinto, pero la cosa no es tan sencilla. ¿Qué tipo de carne? Res, ternera, cerdo, cordero, cabrito, cacería, etc. ¿Cómo está preparada? Al horno, a la parrilla, frita, a la plancha, hervida, cruda, etc. ¿Con qué salsa? Con crema, con tomates, con vino, agridulce, etc.

Obviamente, siempre un vino tinto irá bien con cualquiera de ellas, pero habrá ocasiones en que requerirán de vinos especiales, de gran concentración y corpulencia. Aquí, nunca fallan el Cabernet Sauvignon, Syrah, Merlot, Malbec, incluso tempranillo con crianza en Madera. No obstante, recuerde que lo importante es la apetencia de cada uno: “Hay a quien no le gustan los tintos tan fuertes. Pues hay y espumosos que se pueden tomar con una carne y que son fenomenales”.

En el postre el turrón es el dulce imprescindible en todas las mesas navideñas. Ahora bien, aunque está buenísimo (eso nos queda claro), ¿sabemos realmente con qué maridarlo para que conserve su sabor y potencie aquellos ingredientes que lo definen, en nuestra boca?

El maridaje con turrón casi siempre es con cava o champán porque es lo que se suele tomar al final de una gran comida o cena de Navidad. Pero realmente es la mejor bebida para este manjar. El vino dulce es el que se emplea para maridar muchos postres, como por ejemplo, el turrón. Claro está que debemos elegir el maridaje correcto en función del tipo de turrón, porque lo tenemos de chocolate, de yema, de Jijona…

Por ejemplo, para el típico turrón de Jijona, el vino de moscatel puede ser perfecto para matizar muchos sabores. Mientras que para los turrones de Alicante u otros también suelen tomarse copas de fino y de Pedro Ximénez, que también es dulzón.

Si el turrón es de chocolate, o de frutos del bosque, el vino tinto, aunque hayamos tomado ya algo durante el pavo o en la ternera, también le va muy bien. De hecho, suelen hacerse catas especiales de chocolate y vino tinto, al resaltar el sabor contundente de ambos, tanto del vino tinto como del cacao. Esto también va bien con aquellos turrones que llevan algo de licor.

Y para finalizar, concluimos como empezamos, brindando con un buen espumoso. Todo ello, no hay que olvidarlo, maridado con la mejor compañía, que es lo fundamental para disfrutar de la cena.

Puedes Hacer tu compra de vinos pulsando en este enlace

Feliz Navidad y prospero 2018 para todos

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: