«

»

Ene 02

Beber con mucho gusto: saber de vino para disfrutarlo más

Beber con mucho gusto: saber de vino para disfrutarlo más

En los 20 países   mayores  consumidores de vino,  se consumen alrededor de 31.26  litros por persona al año. La cifra puede crecer al ritmo que lo haga nuestro conocimiento de la viticultura y de la enología. Para beber y disfrutar  más del vino no viene mal tener una base  de conocimientos teóricos de qué es y cómo se elabora.

Cata de vinos

Cata de vinos Cata de vinos

Saber de vinos no es algo de esnobs, ni es algo exclusivo de ciertos privilegiados, es propio de personas que saben que aprendiendo  más, de vinos  los disfrutarán más. Como Si sabes más de pintura disfrutaras más de un museo de arte,

Dicho sea para aclarar que saber del arte de hacer y beber un vino no implica necesariamente la pedantería de exhibirse como un pavo real ante los demás,  cada vez que  se descorcha una botella.

Que es lo que hace que cada botella de vino sea diferente, incluso que una misma botella sepa diferente al principio o al final,  o porque  un mismo vino puede llegar a cambiar tanto de un año a otro,

Conocer que son los aromas del vino, como se forman y como poder distinguirlos, en nuestro olfato o nuestro paladar,  hará que cada vez que bebamos una copa de vino podamos disfrutarla exponencialmente  de acuerdo al conocimiento que tengamos de él,

Aprender que características aporta al vino cada tipo de uva, y porque  algunas de esas características pueden llegar a ser tan diferentes dependiendo del tipo de suelo en el que estén criadas o al clima al que se hayan estado sometidas antes de su recolección.

Saber cómo y porque influye en su sabor la decisión de  qué momento  es el idóneo para su recolección o en los métodos de elaboración que cada enólogo decida.

Porque unos vinos saben mejor cuando son jóvenes y otros cuando son viejos saber porque unos aguantan más que otros y como conservarlos para que estén en un estado óptimo y no arruinen el evento para el que los teníamos guardados con tanto esmero.

También es conveniente saber, que vino  es el adecuado para la comida que se va  a servir a su invitados,  para que el sabor de la comida, no opaque al del vino  y el del vino no le anule el sabor de su plato, lo ideal sería que ambos se complementasen y potenciaran su sabores mutuamente, para así poder  disfrutar doblemente de ambos placeres,  el del plato y el del vino .

Saber apreciar  todos estos y otros pequeños detalles pueden hacer una gran diferencia entre que nos guste o no el vino, y nos ayudara a encontrar el que realmente se ajusta a nuestro gusto y nos ayudara a apreciarlo y disfrutarlo cada día cada día más.

Recuerdeaber de vinos no es no es repetir lo que otros “entendidos” dicen sino aprender  a conocer y valorar por nosotros mismos   que es lo que nos gusta y lo que no

aquí les dejo  algunos libros recomendados para iniciarse el el maravilloso mundo del vino

A %d blogueros les gusta esto: